El punto de penalti da la victoria al Huracán.

Raúl Garrido, atento en los primeros minutos del encuentro.

Tras una semana complicada en la ciudad de Torrente y con el pésimo resultado obtenido la semana anterior ante el Hércules de Alicante, el Huracán debía conseguir los tres puntos para poder mirar de cerca los puestos de play-off de ascenso. El Atlético Levante venía de ganar al Mestalla en casa y afrontaba con optimismo y por encima de la tabla el encuentro ante el equipo entrenado por Raúl Garrido.
El equipo local llevó la iniciativa desde los primeros minutos del encuentro, tanto que David Cubillas estuvo a punto de anotar en el minuto 26 del partido. Avisaba Huracán, pero a medida que avanzaban los minutos, el ritmo de juego iría disminuyendo, bajando la intensidad por parte de ambos conjuntos. Migue, defensor del conjunto local, sería amonestado antes de finalizar la primera parte, primera amarilla que precedía a su posterior expulsión en los últimos minutos del encuentro. La primera parte finalizaría con un 0-0 en el marcador, dejando sensaciones amargas y con la mente de los aficionados pensando que se volvería a ver un empate en San Gregorio.
La segunda mitad del encuentro comenzaría más tarde de lo esperado debido a un mareo de uno de los jueces de línea, pero pasado este pequeño percance comenzarían los segundos 45' del encuentro. Se le pondría complicado al conjunto entrenado por Miguel Ángel Villafaina Gamero debido a la expulsión de Dani Calvo (autor del tanto que dio la victoria al conjunto "granota" en el anterior encuentro) por doble amarilla en el minuto 49, ante este hecho, el Huracán adelantó sus líneas y Adrià Granell estuvo a punto de adelantar a los locales, el encuentro retomaría la intensidad con la que había comenzado, con máxima tensión en las gradas del estadio de Torrente. A partir del minuto 75 ambos equipos se quedarían con diez jugadores por la expulsión del antes mencionado Migue. Los minutos se iban consumiendo y ahora sí que todo parecía que acabaría en un nuevo empate para los de Raúl Garrido, pero en los minutos de añadido todo esto cambiaría, con un penalti en el 92 y con la expulsión de Artabe por roja directa. Javi Soria, sería el encargado de patear el esférico desde los once metros con final feliz. De esta manera se llegaría al final del encuentro, con un 1-0, con el sufrimiento que había soportado la afición y con la alegría que este gol a conllevado.
El Atlético Levante en cambio tendrá que reconvertirse en el próximo encuentro en el que recibirá al Eldense, debido a las dos expulsiones sufridas hoy. En estos momentos es el decimoprimero en la tabla clasificatoria, mientras que el Huracán Valencia CF tras la victoria de hoy se sitúa séptimo, posición en la que ya observa los puestos de arriba y se enfrentará la próxima semana al Alcoyano en El Collao.
Pepelu González. @pepelu5dsv.

No hay comentarios:

Publicar un comentario